Agua para la Comunidad

Gracias a la Iglesia Presbiteriana John Knox en Seattle, Washington a través del programa “Adoptar una Aldea”, la aldea rural de Piedras de Afilar ya tiene agua corriente. Haber tenido que caminar todos los días a sacar agua del arroyo, estos aldeanos están muy agradecidos ya que tienen este recurso tan importante en sus propias casas. Cada una de las 22 casas en esta pequeña comunidad ahora tienen su propia conexión al tanque de agua lo cual provee agua limpia y segura durante todo el año.